Inicia Sesión

Atención legisladores: ¡Quien no la debe, no la teme!

Publicado en
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Imprimir

     El fortalecimiento de las estructuras de prevención y control es un proceso complicado que deben ejecutar los países para poder formar parte del concierto mundial actual. Algunas veces las se presentan dificultades en los entes legislativos, que son los responsables de aprobar las leyes y marcos regulatorios que sirven de base para el funcionamiento de toda una maquinaria público-privada. Estas complicaciones son mayores cuando los mismos parlamentarios obstruyen este proceso por conveniencia, por ignorancia o, incluso, por ambas.

     Recientemente leí en un portal de noticias de El Salvador llamado El Faro, una noticia titulada “FMLN y GANA se oponen a que Ley contra lavado de dinero ejerza mayor control sobre políticos”. El gobierno salvadoreño exhorta al congreso a aprobar una reforma de la ley antilavado para incluir mayores controles sobre las personas expuestas políticamente (PEP). Además de los inconsistentes argumentos esgrimidos por los congresistas para no querer aprobar la reforma, me llamó la atención un extracto de la entrevista sostenida por el periodista del medio con uno de los congresistas, quien acosado y con un evidente escaso dominio del tema antilavado llegó a afirmar que “lavado es cuando [los políticos] están vinculados al crimen organizado”.

     Es triste ver que a estas alturas, un congresista salvadoreño no sepa que el lavado de dinero puede ser realizado por una sola persona, quien por cierto puede ser un político que actúa para ocultar el producto de la malversación de fondos, de los sobornos y de todas las formas de delitos precedentes de la legitimación de capitales. Si ese legislador no tiene una idea conceptual clara de este delito, mucho menos entenderá una serie de conceptos –como el de administración de riesgos, análisis estadísticos, etc.- que han permitido determinar que los PEP son sujetos de “alto riesgo”. No es una posición discriminatoria, es una tendencia que los mismos políticos se han encargado de comprobar una y otra vez.

     ¡Quien no la debe, no la teme! Ese viejo refrán me vino a la mente cuando leí la información… por cierto aquí está el enlace por si quieren revisarla: http://www.elfaro.net/es/201310/noticias/13538/