Inicia Sesión

Tendencia: pérdidas por “phishing” obligan a verificación de transferencias internacionales

Publicado en
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Imprimir

Por el Departamento Editorial.

Las enormes pérdidas que han sufrido en los últimos tres años numerosas empresas en todo el mundo debido al fraude cibernético conocido como “phishing”, han motivado a que algunas entidades financieras implementen nuevos procesos de control asociados a las transferencias internacionales.

Siguiendo las recomendaciones de los especialistas en riesgos y fraude, algunos bancos están adelantando un proceso de verificación de las transferencias cablegráficas internacionales antes de procesar el pago de los fondos, especialmente cuando son órdenes recibidas por correos electrónicas y otras vías impersonales.

Esta medida busca reducir las enormes pérdidas por “phishing” registradas entre octubre de 2013 y mayo de 2016, que según el Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, su sigla en inglés) superaron los US$ 1.000 millones de dólares, afectando solo en Estados Unidos a más de 14.000 empresas.

Las empresas -entre las que se cuentan bancos, corporaciones y firmas de tecnología- también pueden mitigar el riesgo de fraude de correo electrónico al exigir la autenticación de dos factores, que requiere que los emisores ingresen un código único enviado a su teléfono móvil para acceder a su cuenta.

Un caso relevante de este tipo de fraude ocurrió en diciembre de 2014, cuando la remesadora trasnacional Xoom Corp. reportó una pérdida de US$ 30.4 millones por un fraude a través de órdenes de transferencias recibidas por correos electrónicos fraudulentos.