Inicia Sesión

Ex oficial de cumplimiento acuerda pagar US$ 250 mil por fallas antilavado

Publicado en
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Imprimir

Por el Departamento Editorial.

El ex director de cumplimiento de la empresa MoneyGram, Thomas E Haider, deberá pagar US$ 250.000 a las autoridades estadounidenses, como parte de un acuerdo logrado debido a las deficiencias en el programa antilavado asociadas a las operaciones de la remesadora entre los años 2003 y 2009.MoneyGram

La Red de Control de Crímenes Financieros (FinCEN por sus iniciales en inglés) informó que el acuerdo también prohíbe a Haider ejercer la oficialía de cumplimiento en cualquier empresa transmisora de dinero por un período de tres años. 

Este acuerdo contempla una reducción significativa de la multa de un millón de dólares impuesta inicialmente por FinCEn en 2014, la cual había sido ratificada el 13 de enero de 2016 por una corte federal estadounidense. 

La multa contra Haider surgió luego de que MoneyGram acordara pagar US$ 100 millones al gobierno de Estados Unidos como parte de un Acuerdo de Diferimiento de Juicio firmado en noviembre de 2012.

Aunque durante años el oficial de cumplimiento había rechazado cualquier responsabilidad en las deficiencias a la Ley de Secreto Bancario, en este acuerdo aceptó y reconoció:

1. No haber finalizado la relación con determinados puntos de venta de MoneyGram después de haber recibido información que indicaba claramente que esos puntos de venta eran cómplices de esquemas de fraude a consumidores

2. No haber implementado una política para la terminación de puntos de venta que presentaban un alto riesgo de fraude.

3. Estructurar el programa de cumplimiento antilavado de MoneyGram de tal manera que la información que el Departamento de Fraude agregara sobre los puntos de venta, incluyendo el número de informes de fraudes cometidos, generara la presentación de informes de actividades sospechosas ante FinCEN.

Jamal El-Hindi, Director Interino de FinCEN, indicó a través de un comunicado enviado por la unidad de inteligencia estadounidense que “los oficiales de cumplimiento ocupan en el sistema financiero posiciones basadas en la confianza. Cuando esa confianza se pierde, es importante que tomemos acciones para evitar que la reputación de miles de oficiales de cumplimiento talentosos se vea opacada por las acciones flagrantes de un individuo (…) un comportamiento como este no se tolera dentro de las filas de los profesionales de cumplimiento”. 

Detalles del incumplimiento corporativo

Las autoridades acusaron a la empresa de servicios monetarios de permitir que sus agentes facilitaran conscientemente un esquema fraudulento de telemercadeo. Miles de estadounidenses fueron estafados al enviar dinero a Canadá luego de haber sido notificados que “supuestamente” habían ganado la lotería, obtenido un préstamo o que habían sido contratados como compradores secretos.

A cambio de una comisión monetaria, los agentes de MoneyGram utilizaron direcciones falsas y utilizaron información inexacta sobre la identificación de los clientes para completar las transacciones, según indican los documentos oficiales.

Desde 2004 hasta 2009, los clientes de MoneyGram presentaron más de 60.000 informes de fraudes, que involucraban más de US$ 128 millones en pérdidas relacionadas con el esquema de telemercadeo. Sin embargo, las recomendaciones del departamento antifraude de MoneyGram para cerrar sucursales y agentes sospechosos fueron ignoradas por los principales dirigentes de la remesadora.

"El mayor problema aquí es que ellos sabían los problemas que tenían, se les advirtió desde el exterior y el interior [de la empresa], y procedieron de todos modos", dijo Martin Ficke, quien participó en investigaciones contra NSMs sospechosos de blanqueo de capitales cuando formaba parte de El Dorado Task Force, un grupo de investigaciones de delitos financieros compuesto por agentes de aduanas y del Servicio de Rentas Internas (IRS).

Dentro de la empresa, hubo una "mentalidad de que los agentes están primero en términos de servicio, lealtad y atención, y los clientes son los siguientes en la línea. Los agentes podían equivocarse y siempre se les daba el beneficio de la duda", aseguró en 2012 una fuente que pidió a Lavadodinero.com no ser identificada.

La situación llevó a enfrentamientos entre el personal de cumplimiento y los directores de alto nivel, que optaron por continuar recompensando a los agentes por sus altos volúmenes de transacciones. Los oficiales de cumplimiento encargados de vigilar las transacciones sospechosas sentían que no tenían recursos suficientes, lo cual fue reiterado en el acuerdo del Departamento de Justicia.

"La conducta descrita es inaceptable para MoneyGram y es contraria a todo lo que nos esforzamos por representar", aseveró Pamela H. Patsley, presidente y directora ejecutiva de MoneyGram, en un comunicado emitido en 2012.

Precedente británico

No son muchos los casos conocidos de multas monetarias significativas impuestas a oficiales de cumplimiento, debido a las deficiencias antilavado de las empresas para las que trabajan. 

En mayo de 2012, el regulador bancario del Reino Unido sancionó a una institución financiera con sede en Zurich y a su ex oficial de cumplimiento antilavado con una multa combinada de 540.000 libras por fallas generales en la asignación del riesgo y en los procesos de diligencia debida ampliada para clientes de alto riesgo.

La Autoridad de Servicios Financiera del Reino Unido (FSA por sus iniciales en inglés) informó que el Habib Bank AG Zurich subestimó el riesgo de aproximadamente el 67% de las cuentas que la agencia había revisado durante una inspección regulatoria.

Como parte de la sanción, que se centró en violaciones detectadas entre diciembre de 2007 y noviembre de 2010, la FSA también penalizó al ex oficial de cumplimiento de la entidad, Syed Hussain Itrat, con 17.500 libras por no garantizar que la institución financiera tuviera adecuados controles antilavado de dinero.

"Las deficiencias eran bastante graves, sobre todo porque muchos de los clientes del banco son de países de alto riesgo", dijo el portavoz de la FSA, Clare Murphy McGreevey. "Parte del problema es que el banco se basó en [el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional] de manera aislada", sin considerar el contexto de los datos proporcionados por el Grupo de Acción Financiera (GAFI) y otros organismos.

La FSA sancionó únicamente a Hussain, porque "en ese cargo, usted realmente debe ser responsable de asegurarse de que todo esté al día y enfocarse en la constante evolución de la delincuencia financiera", precisó Murphy-McGreevey. "Esto cambia un poco y los oficiales de cumplimiento tienen que estar encima de esto. El antilavado de dinero es un área de mucha atención para nosotros, sobre todo las responsabilidades del oficial de cumplimiento ALD".