Inicia Sesión

Lula da Silva es condenado por corrupción y lavado de dinero

Publicado en
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Imprimir

Lula da Silva y Sergio moroPor el Departamento Editorial.

A 9 años y medio de prisión fue condenado el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, por corrupción pasiva y lavado de dinero, en lo que se considera la sentencia más importante relacionada a la operación Lava Jato, que adelantan las autoridades cariocas en contra de la corrupción asociada a Petróleos de Brasil S.A. (PETROBRAS).

El exmandatario -primero en ser sentenciado por corrupción en Brasil- fue encontrado culpable de recibir sobornos de la empresa constructora OAS por más de US$1.100.000, a cambio de contratos con la estatal petrolera. Según las pesquisas judiciales, la firma constructora entregó, remodeló y amobló una propiedad costera de Lula en el estado de Sao Paulo.

"Fue un delito complejo, que implicó la práctica de diversos actos en momentos diferentes", precisó el juez Sergio Moro al dictar sentencia contra Lula, quien jugó "un papel relevante en la trama criminal" al ser el responsable de designar a directores de PETROBRAS.

En relación a varios contratos por obras en refinerías, los investigadores encontraron pagos de sobornos superiores a los US$ 27.270.562; “cerca del 1%, habrían sido destinados específicamente a agentes políticos del Partido de los Trabajadores y habrían integrado una especie de cuenta corriente general entre el Grupo OAS y agentes del Partido de los Trabajadores”, señala la sentencia.

Defensa: “Es una guerra jurídica”

"La defensa viene a manifestar la más profunda indignación con la aprobación de una condena que desprecia las pruebas de inocencia que se habían anexado al proceso", declaró Zanin Martins, uno de los abogados defensores. 

Según indica la sentencia en los alegatos finales de la defensa (párrafo 39), el equipo de juristas de Lula destacó que “el ex presidente, durante su mandato, actuó para fortalecer los sistemas de prevención y represión del lavado de dinero”; “el ex presidente sufre persecución política y es víctima de una guerra jurídica, con apoyo de sectores de los medios tradicionales".

En los tribunales brasileños se adelantan otros 4 procesos contra el exmandatario, por los delitos de lavado de dinero, corrupción, tráfico de influencias, obstrucción a la justicia y organización delictiva.

Esta sentencia se produce un año después de la destitución de la exmandataria Dilma Rousseff, por irregularidades en el manejo del presupuesto de la nación. El actual presidente, Michel Temer, también está bajo investigación y ha sido formalmente acusado por corrupción.

Todo comenzó en una gasolinera

Las investigaciones contra Lula y muchos otros implicados se iniciaron hace 3 años, cuando en 2014 comenzaron a investigar las irregularidades en la petrolera, partiendo de un simple proceso de lavado detectado en una gasolinera. La Policía Federal encontró nexos con directivos de PETROBRAS, quienes lograron acuerdos de reducción de pena a cambio de descubrir el mayor esquema de corrupción revelado en el país. Se estima que entre el 1% y el 3% de todos los contratos eran otorgados ilícitamente a empresas fachada.

Odebrecht –cuyo director general, Marcelo Odebrecht, fue sentenciado a principios de 2016 a 19 años de prisión por crímenes de corrupción pasiva, asociación criminal y lavado de dinero- se involucró en un esquema incomparable de sobornos desde el año 2001, que le permitió a la firma obtener ganancias de US$ 3.336 millones, según las cifras precisadas por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Durante ese tiempo, solo en sobornos a funcionarios gubernamentales, candidatos a cargos públicos y a partidos políticos de 12 países, Odebrecht pagó aproximadamente US$ 788 millones, con la finalidad de obtener negocios y ganar licitaciones públicas en más de 100 proyectos. Sólo en Brasil se pagaron US$ 349 millones, mientras que los pagos en otros 9 países latinoamericanos, Angola y Mozambique ascendieron a US$ 439 millones, según la información presentada por el Departamento de Justicia.

 

-------------------------------------------------------------------------- 

Documento Relacionado

- Sentencia Nº 5046512-94.2016.4.04.7000/PR (disponible solo en portugués)