Inicia Sesión

Unidades de Chile y Argentina comparten experiencias antilavado y contra el financiamiento del terrorismo

Publicado en
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Imprimir

Departamento Editorial / UAF de Chile.

Con el objetivo de estrechar lazos y compartir experiencias sobre la prevención y detección del lavado de activos y el financiamiento del terrorismo, una delegación de la Unidad de Información Financiera (UIF) de Argentina visitó Chile entre el 28 y el 30 de agosto del presente año.

Los representantes de ambas unidades antilavado revisaron los desafíos que enfrentan los sistemas antilavado de activos y contra el financiamiento del terrorismo de los dos países sureños. Además, analizaron otros temas como el tratamiento de los Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS), los nuevos modelos de supervisión en base a riesgos y las mejores prácticas en materia de confidencialidad de los ROS.Representantes de las Unidades de Chile y Argentina

En el marco de la celebración del seminario “Cultura de integridad: Pilar para el crecimiento económico”, organizado por KPMG en Chile y la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), el director de la UAF de Chile, Javier Cruz Tamburrino, se refirió a la corrupción como delito precedente de lavado de activos, señalando que es “preciso que las empresas desarrollen mecanismos de compliance que permitan desarrollar sus actividades de manera sustentable”.

La delegación de la UIF de Argentina estuvo encabezada por su presidente, Mariano Federici, quien aprovechó el evento para mostrar su visión respecto del impacto macroeconómico que ha tenido la corrupción y el lavado de activos en el país trasandino: “El daño más grande causado por la corrupción tiene una naturaleza moral, y tiene que ver con la pérdida de integridad, con el daño a la cultura del trabajo, a la desconfianza de la gente en las instituciones, en el Estado de Derecho y en el respeto a la Ley. Y estos son los daños más difíciles de reparar. Se trata de daños económicamente incuantificables, que además tienen un impacto directo en la economía, porque afectan la confianza en la que se basa todo crecimiento económico sustentable, y todo proyecto como nación”.

Finalmente, Tamara Agnic, socia de la consultora KPMG, acotó que la corrupción también atenta contra las reglas del mercado y contra la sana competencia. “Todos podemos vernos alguna vez expuestos o tentados a actos de corrupción, y así saltarnos la regla. Por eso es deber de todos poner freno a aquellos focos que podrían estar alentando hechos como el soborno, la coima o el pituto”, puntualizó.