Inicia Sesión

Equipo de fútbol español usado para lavar dinero de la mafia rusa

Publicado en
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Imprimir

Por Fernando Martínez

El riesgo de lavado de dinero y evasión fiscal asociado a los equipos deportivos nuevamente quedó en evidencia en España, donde las autoridades desarticularon a una organización criminal que logró blanquear € 30 millones de la mafia rusa, a través del Marbella Fútbol Club (Marbella FC) y de otras dos empresas.

La operación dirigida por la Fiscalía Especial Contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada del país europeo, desarticuló dos estructuras criminales de las organizaciones rusas Solntsevskaya e Izmailovskaya que operaban en la provincia española de Málaga.

Dichas organizaciones criminales -rivales en Rusia, pero asociadas en España- habían desarrollado un complejo entramado empresarial, el cual incluía al equipo deportivo y a una serie de figuras jurídicas derivadas, usadas como medio para el blanqueo de los capitales obtenidos ilícitamente. 

Los mafiosos contaban en su estructura con un "equipo” para la gestión financiera, logística o administrativa, así como un entramado de testaferros.

Versiones de la prensa española acentúan que en 2013, Alexander Grinberg, un multimillonario ruso líder de una de las estructuras asentadas en España, se convirtió en el mayor accionista y presidente del Marbella FC, que enfrentaba momentos financieros complicados.  En los últimos años, las cuentas del equipo mejoraron y ascendió de categoría en la liga española de fútbol. 

De acuerdo con los reportes de la Guardia Civil del país europeo, gracias a la inyección de flujos de capital ilícito, el club futbolístico experimentó una recuperación importante desde el punto deportivo y económico.

Las empresas de fachada

El Marbella FC, la ciudad deportiva del equipo -ubicada en el Club de Golf Dama de Noche-, y la embotelladora Aguas Sierra de Mijas serían el grupo principal de empresas fachadas utilizadas para el lavado de dinero. 

Las pesquisas revelan que, en el momento de la adquisición de dichas empresas por parte de la organización rusa, todas se encontraban endeudadas y a punto de ser liquidadas, lo que las convertía en una inversión atractiva para los criminales, urgidos de encontrar lugares donde invertir y blanquear los capitales obtenidos ilícitamente. 

Alexander Grinberg habría utilizado sus negocios en la Costa del Sol no solo como fachada para legitimar capitales, sino como "lobby" para acceder a políticos y empresarios. 

Semion Mogilevich, uno de los criminales más importantes del mundo, en la lista de los más buscados por el FBI por un fraude de US$ 150 millones, es uno de los líderes de esta organización. En el operativo 11 personas de nacionalidad rusa resultaron detenidas. También fue detenido el vicepresidente del Marbella CF, German Pastushenko, y están siendo investigados varios miembros de la directiva del club.

El fútbol, riesgo identificado

Uno de los deportes más populares del mundo, rodeado de multimillonarias operaciones que van desde fichajes de jugadores, ventas de boletería en efectivo en taquillas, adquisición de equipos de diferentes divisiones, ostentosas campañas publicitarias, derechos de transmisión en televisión, entre otras transacciones que han sido un blanco, muy cómodo, en donde el crimen organizado ha apuntado para el lavado de dinero.

Desde el 2009 el Grupo de Acción Financiera de Sudamérica (Gafisud) a través de un detallado informe titulado “Lavado de dinero a través del fútbol” hizo público un profundo análisis sobre la gravedad de la situación y precisó algunas recomendaciones generales para evitar que dinero sucio penetre en las instituciones financieras procedentes de estas actividades. 

Un experto consultado por Lavadodinero.com indica que hoy se le ha quitado el velo al prestigio “automático” que ostentaban los propietarios de divisiones deportivas de menor y mayor rango hace algunos años.

“La divulgación de casos de vínculos comprobados entre clubs de futbol y el narcotráfico en varios países y las banderas elevadas por los reguladores, han generado en líneas generales una cultura de mucha precaución en las unidades de prevención de las instituciones financieras”, sostiene la fuente que prefirió el anonimato.

Agrega el experto que en la actualidad existe – sin duda- una gran conciencia del riesgo, pero detrás de una actividad tan global, que maneja tantos frentes operativos y cantidades inmensas de dinero, es obvio que el crimen organizado sigue buscando artimañas para legitimar capitales por medio de esta actividad.